Consejo y Estudio Genético en la Unidad Integral de Prevención en Cáncer colorrectal

Laboratorios Lorgen GP. SL.
Dra.. Carmen Entrala Bernal.
Av. Innovación. 18100.-Armilla.
Granada.

fondo-alargado-geneticaNuestra unidad y en colaboración con el centro de estudios genéticos Lorgen, dispone de las últimas tecnologías en el ámbito de la genética, ofreciendo así a nuestros paciente y posibles familiares afectos un completo diagnóstico y consejo genético.

- Secuenciación masiva o Next Generation Sequencing (NGS):
permite actualmente la obtención de millones de secuencias de ADN de forma simultánea en tiempos y costes muy reducidos, contando en Lorgen con el desarrollo de un panel de 15 genes que pueden ser estudiados para el diagnóstico de Cáncer Colorrectal Polipósico y No Polipósico.

bajo-genetica

 

 

 

 

 

 

 

 

GENES Y CANCER

El material genético de nuestras células está compuesto por moléculas de ADN, una sustancia química que se encuentra distribuida en 46 cromosomas, 23 heredados del padre y 23 de la madre. Estos cromosomas contienen miles de fragmentos de información llamados genes, necesarios para el funcionamiento correcto de nuestro organismo. Poseemos dos copias de la mayoría de nuestros genes, una es heredada del progenitor paterno y la otra del progenitor materno. Los cambios o errores ocurridos en los genes pueden provocar su anormal funcionamiento y son llamados mutaciones.
Determinados genes controlan el crecimiento, reproducción y/o muerte de las células manteniéndolas en equilibrio. Las mutaciones ocurridas en estos genes alteran este equilibrio y pueden dar origen a un tumor. El cáncer es el resultado de la acumulación de mutaciones en varios genes que son importantes en la regulación del ciclo de vida de las células.
genetica-fig-01

En la actualidad, el cáncer es considerado una enfermedad genética compleja y heterogénea, donde herencia, ambiente y hábitos de vida interactúan determinando un espectro continuo de causas que van desde los casos con mayor riesgo (cánceres hereditarios) hasta aquellos que ocurren por simple azar (cánceres esporádicos).

La gran mayoría de los cánceres son esporádicos y en general ocurren a edades mayores y en personas que no presentan antecedentes familiares. En los casos esporádicos, las mutaciones en los genes que favorecen la aparición del cáncer, sólo están presentes en las células cancerígenas del tejido afectado. La adquisición de estas mutaciones se produce por factores ambientales, del estilo de vida y por azar, lo que ocurre como parte del proceso normal de envejecimiento celular.

En una menor proporción de casos (alrededor del 15-30%) se observa una predisposición “familiar o multifactorial” a desarrollar cáncer, esto significa que algunos factores genéticos débiles, actuando en conjunto con el estilo de vida y el ambiente, hacen a los miembros de estas familias más susceptibles a desarrollar cáncer. No existen en la actualidad estudios genéticos disponibles que permitan identificar estos casos, sin embargo el riesgo de desarrollar cáncer es mayor en estas familias que en la población general.

Por su parte, entre un 5 y 10% de los casos el cáncer se produce por mutaciones heredadas que se transmiten de padres a hijos y de generación en generación, originando los llamados Síndromes de Cáncer Hereditario. En general, una mutación en un gen determinado aumenta el riesgo de aparición de más de un tumor, y es por esto que cada Síndrome posee un espectro de distintos tumores, sobre los que se focaliza la prevención.

genetica-fig-02Una mutación heredada se encuentra en el individuo desde el momento de su concepción y por lo tanto está presente en todas las células de su cuerpo. Es por este motivo que las mutaciones pueden ser identificadas en individuos sin cáncer a partir de un análisis de sangre en la mayoría de los casos.

La gran mayoría de las mutaciones causales de los cánceres hereditarios se transmiten de padres a hijos y de generación en generación con un patrón llamado autosómico dominante. Esto significa que para que el riesgo de desarrollar cáncer aumente, debemos heredar una mutación de uno solo de nuestros progenitores, ya sea el materno o el paterno. Cada hijo de una persona que posee una mutación tiene 50% de probabilidades de heredar la mutación y 50% de no heredarla.

Herencia autosómico dominante

Una vez detectada una mutación en un individuo de la familia, ésta puede ser buscada en los demás familiares, para evaluar en forma correcta el riesgo de cada uno de ellos. Los individuos que no heredan la mutación que está presente en su familia presentan un riesgo de desarrollar cáncer similar al observado en la población general.
La probabilidad que tiene un individuo portador de una mutación de desarrollar la enfermedad es denominada Penetrancia. La magnitud de este riesgo es variable y depende de cada gen en cada Síndrome y también de las características familiares de los individuos y de la población a la que pertenecen.

Diagnóstico Genético del Cáncer de Colon Hereditario

Cada uno de los distintos Síndromes de Cáncer Hereditario posee sus características propias de sospecha y de acuerdo a estos criterios clínicos diagnósticos se pueden realizar estudios genéticos que permitan encontrar la mutación responsable (en caso que esté presente) de los casos de cáncer aparecidos en esa familia.

La confirmación de una mutación causal en un integrante de la familia, es aclaratoria de la causa del cáncer en los individuos afectados de esa familia que sean portadores de la mutación. Además, la mutación familiar puede ser buscada en quienes no han tenido aún ningún cáncer, para evaluar si son portadores y conocer mejor su riesgo de desarrollar la enfermedad.

La elección del “caso índice” (primer individuo a realizar el estudio genético en la familia) es de fundamental importancia para la correcta evaluación de todo el grupo familiar. Cuando en una familia se plantea realizar un estudio genético diagnóstico de un Síndrome de Cáncer Hereditario, es muy importante comenzar a buscar por algún individuo afectado con la enfermedad, ya que son los que más probabilidades tienen de ser portadores de la mutación familiar en caso que haya alguna. Una vez hallada una mutación en un individuo, sus familiares en riesgo de haber heredado esta misma mutación, pueden confirmar su estado de portación, mediante un estudio genético mucho más simple y acotado que el inicial, que en general requiere de menos tiempo y es mucho más económico.

Dado que la estructura genética del ser humano es muy compleja y variable, el análisis molecular de un gen puede arrojar diferentes resultados:

Resultado positivo

Significa que se encontró una mutación en el gen analizado. Es decir, el individuo es portador de una mutación causal del Síndrome buscado y por lo tanto presenta los riesgos asociados a éste.

Resultado negativo verdadero

El resultado negativo verdadero es aquel que no encuentra mutaciones en un individuo que pertenece a una familia donde previamente se encontró una mutación. Esto significa que ese individuo no ha heredado la mutación familiar y por ende, no puede transmitirla tampoco a su descendencia.

Resultado indeterminado

Cuando el estudio genético realizado en el caso índice de una familia (es decir el primer individuo estudiado) es negativo para mutaciones, éste se denomina indeterminado, ya que no aclara la causa de los casos de cáncer aparecidos en esa genealogía. Este resultado negativo puede deberse a diversos factores: que la alteración hereditaria no está presente en el gen investigado, que la técnica empleada no pudo detectar la mutación, o que no son casos de cáncer hereditario, sino de cáncer familiar con una predisposición no identificable mediante los estudios genéticos actuales.

Variantes de significado incierto

En algunas ocasiones, los estudios genéticos revelan cambios en la secuencia del gen estudiado, que no se conoce si están asociados a la enfermedad, ya que no alteran significativamente la función biológica del gen, pero tampoco forman parte de la estructura normal del mismo. Estas variantes en general son reportadas e investigadas en otras familias, en distintos individuos dentro de la misma familia y en su significado biológico, y terminan categorizándose finalmente en mutaciones patológicas confirmadas o polimorfismos (cambios sin significado clínico).

El proceso del diagnóstico genético requiere de un asesoramiento previo la estudio, un asesoramiento posterior al mismo y un seguimiento. Este proceso debe ser ofrecido por un equipo multidisciplinar de especialistas médicos, genetistas y psicólogos. Nuestra Unidad cuenta con un equipo de especialistas formados en la comunicación de información médica y de riesgo genético, y en el asesoramiento a los individuos y familias sobre prevención y reducción del riesgo.

genetica-fig-04